No solo París: el mundo.

a-better-world

La reacción del presidente francés a los ataques recientes en París fue: “Debemos aniquilar los enemigos de la República”. Hay que aniquilar no solamente los enemigos de la República sino los enemigos de toda la humanidad. Es claro que lo inmediato es proteger Francia pero el problema es más serio. Todo el mundo está enfermo de gravedad y no podemos seguir poniendo parches.

Es hora de que los líderes, especialmente los de las grandes potencias, se propongan acabar con las injusticias, como la terrible corrupción, en sus propios países y en el resto del mundo.

Una noticia reciente recordó el caso del banco HSBC, “uno de los grandes bancos del mundo con sede en Londres que fue sancionado (en 2012) con 1.900 millones de dólares porque fue sorprendido lavando dinero para los cárteles mexicanos y algunos otros grupos del crimen organizado”. Los países que permiten eso, y son muchos, se pueden catalogar de asesinos porque con ello promueven el hambre y la explotación en sus propios países y el mundo.

La organización Transparencia Internacional presentó el jueves 12 de nov de 2015, en Lima su campaña mundial “Desenmascara a los Corruptos” que buscar alertar a los ciudadanos de cada país sobre los casos donde la corrupción se manifiesta con mayor gravedad. Las injusticas generan violencias. Aquí hay una lista de ellas. 

Hay suficiente recursos para cubrir las necesidades básicas de toda la humanidad pero la codicia nos tiene presos.

¿Sabías que en Uganda hay un Ejército de Resistencia del Señor, un movimiento cristiano, parecido a ISIL, que comete barbaridades  desde hace tiempo? De ese no se habla mucho, ¿será por qué es cristiano o por qué es africano? Además de ese, Wikipedia tiene una lista de otros conflictos actuales.

Tenemos que cambiar la manera de pensar: para el mundo globalizado en el que estamos se necesita ir sustitueyendo los intereses nacionales por los intereses de toda la humanidad. Hay una sola familia humana; todos gozamos y sufrimos por igual.

La solución:

Debe llegar el tiempo cuando la imperativa necesidad de tener una concentración vasta y omnímoda de los hombres será universalmente comprendida. Los gobernantes y reyes de la tierra deben necesariamente concurrir a ella y participando en sus deliberaciones deben considerar los fundamentos de la Gran Paz mundial. Tal paz exige que las grandes potencias decidan, para la tranquilidad de los pueblos de la tierra, estar completamente reconciliadas entre sí. Si algún rey tomare sus armas contra otro, todos deberán levantarse unidos e impedírselo. Si esto se hace las naciones del mundo ya no necesitarán armamentos, salvo con el fin de preservar la seguridad de sus reinos y mantener el orden interno dentro de sus territorios. Esto asegurará la paz y la calma de todos los pueblos, gobiernos y naciones…

No debe enaltecerse quien ama a su patria, sino quien ama al mundo entero. La tierra es un solo país, y la humanidad sus ciudadanos.

Bahá’u’lláh.

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No solo París: el mundo.

  1. Pingback: ¿Objetivo París? « Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s