Hagamos que los maestros sean estrellas

algonquin2

“La calidad de la educación es crucial para impulsar el crecimiento de América Latina y mantener las conquistas sociales”. Así comienza el excelente artículo del Sr. Jorge Familiar, vicepresidente del Banco mundial para América latina y el Caribe que apareció recientemente en el periódico El País de España.

Más que los maestros sean estrellas, hagamos todo lo posible por hacer que la educación sea la estrella a todos los niveles; lo más importante en nuestros países. Hay tantas estrellas falsas creadas por la publicidad que no debemos hacer eso también con los maestros.

Si queremos que América Latina y el Caribe mejore su educación deberíamos establecer lazos entre los países en materia educativa para ayudarnos unos a otros y sacar la educación de la esfera política y hacerla más universal. Sería fácil establecer un programa de maestros visitantes de un país a otro, y compartir currículos de diferentes carreras. Eso ayudaría a notar las diferencias y las áreas donde podríamos ayudarnos.

Aquí van algunos puntos para considerar. Sus comentarios son bienvenidos.

  1. La enseñanza o el aprendizaje basado en la memorización.

 Hace años el físico Richard Feynman visitó Brasil y en un encuentro que tuvo con universitarios tanto profesores como estudiantes se percató que tenían conocimientos que habían memorizado pero no podían aplicarlo. No entendían conceptos.

  1. Hipocresía ante la enseñanza y el aprendizaje.

Lo importante es que todo “aparezca” bien. Hay que llenar papeles optimistas para que las autoridades estén contentas. Si se enseña bien y se aprende bien no es importante. Lo importante es que todo aparezca bien en papeles. Lo importante es cobrar el sueldo a fin de mes y si los papeles muestran lo que la administración quiere ver me consideren para una promoción y con ello un aumento de sueldo.

Al regresar de Brasil, Feynman reportó lo que encontró allí a las autoridades de EEUU que habían financiado su visita; él dijo:

Puesto que fui a Brasil bajo un programa subvencionado por el gobierno de los Estado unidos, el Departamento de Estado me pidió que escribiera un  reporte acerca de mi experiencia en Brasil … Más tarde encontré que alguien en el Departamento de Estado dijo: “Ahí tienes el ejemplo de lo peligroso es enviar a un simplón a Brasil; un tonto que solamente  puede causar problemas.  El no entendió los problemas” ¡Todo lo contrario! Pienso que esa persona en el Departamento de Estado fue simplona al pensar que al ver una universidad con una lista de cursos y sus descripciones, era una universidad.

  1. La corrupción en los nuevos colegios y universidades privados.

En Puerto Rico y en muchos países de nuestra América han aparecido centros de educación que son más bien centros de negocios.  Aquí en Puerto Rico hay una universidad del Estado, La Universidad de Puerto Rico que ofrece una gran variedad de carreras incluyendo medicina, ingenierías, arte, derecho, literatura. La universidad es muy buena y lo muestra principalmente el hecho de que sus graduados se van a Estados unidos y otros lugares a trabajar o continuar estudios y no tienen dificultad alguna.

Lo triste es que hay decenas de universidades o colegios nuevos que abren cada semestre ofreciendo todo tipo de cursos. Los estudiantes que no tienen el promedio necesario para entrar a la universidad del estado o por otras razones, entran a esos lugares. Generalmente los nombres son en inglés. Son un engaño por muchas razones que no menciono porque haría esta entrada muy larga.

  1. Necesidad de establecer escuelas vocacionales buenas.

Hay un énfasis excesivo en ir a las universidades. Quizás por prejuicio. No es necesario. Aprendamos de otros países incluyendo Alemania en los que se enfatiza esas escuelas vocacionales. Personalmente asistí a una de esas escuelas y al graduarme tuve ofrecimiento de trabajo en dos lugares. Escogí trabajar en una fábrica de papel. Enseñé por tres años en una escuela vocacional (community college) en Ottawa, Canadá, en la que todos los estudiantes encontraban trabajo al graduarse. Si una nueva industria llegaba al área, solicitaba a la escuela graduados con determinados conocimientos y la escuela preparaba rápidamente los cursos necesarios.

[En EEUU hay muy poca diferencia entre un college y una universidad; toma cuatro años el bachillerato o licenciatura. En un community college toma dos o tres años el diploma después de la escuela secundaria. Para aclarar la diferencia vaya aquí y aquí]

Hay muchos aspectos buenos en nuestros sistemas educativos pero necesitamos mejorar urgentemente por la rapidez de los cambios en el mundo de hoy. Ahora hay mucho más acceso a la educación que hace apenas unos años. La clase media es más amplia y hay menos separación entre clases.

En nuestro hermano Chile la enseñanza universitaria acaba de ser gratuita. ¡Enhorabuena!

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Educación, Puerto Rico, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s