Necesitamos una moral más amplia.

simpson bien y mal

Todos hemos tenido experiencias en la vida que recordamos y que se convierten en puntos de referencia en nuestra conducta.

Hace años, estuve en una escuela baha’i en Beaulac al norte de Montreal en Canadá. Estando allí un grupo de jóvenes que asistía a una escuela cristiana cercana invitaron a los jóvenes baha’is a participar en sus conferencias. En ese compartir una de las primeras preguntas que les hicieron fue: ¿cuáles eran los pecados para los baha’is? Los jóvenes no supieron qué contestar. Esa experiencia me hizo pensar en la necesidad de nuevos valores morales.

Lo cierto es que, en las reuniones baha’is, no hay mucha conversación sobre el pecado o que somos pecadores. No es tema que se enfatiza. Para nosotros el diablo no tiene existencia real, lo que existe es Dios. Dios es la luz, y la obscuridad es la falta de la luz.  Hemos sido creados nobles y es en este plano donde aprendemos las cualidades espirituales. Esta vida es una preparación para la próxima.  Bahá’u’lláh nos dice:

“Considerad al hombre como una mina rica en gemas de valor inestimable; solamente la educación puede hacerle revelar sus tesoros y permitir a la humanidad beneficiarse de ellos.”

¿Cuáles son, entonces, los pecados baha’is más importantes?

Tener prejuicios de cualquier tipo ya sea de raza, nacionalidad, credo, clase o sexo. Esta es la época de la unidad en diversidad. Puesto que hay un solo Dios, una sola humanidad, no hay divisiones entre malos y buenos. Todos debemos ser educados.

Necesidad de una nueva moral.

Estoy leyendo un excelente libro, que recomiendo: “The Quest for a Moral Compass” (La búsqueda de una brújula moral) de Kenan Malik. El libro nos muestra cómo ha cambiado la ética a través de la historia. Salta a la vista que lo que necesitamos hoy es una nueva moralidad que enfatice la justicia y elimine todo aquello que impida la unidad de la humanidad. Claro que la moralidad “clásica” es necesaria, admito que estamos en una crisis moral seria pero necesitamos resolver problemas como la inmigración, el desplazamiento de millones de personas de un país a otro por las guerras o la desigualdad económica, la educación universal. Hasta el problema de cómo enfrentar el ébola que nos afecta a todos, puede estar asociado a prejuicios.

Solo tenemos esta tierra, no hay otra y no nos queda más remedio que aprender a vivir en ella si queremos sobrevivir.

¡Oh pueblos y razas contendientes de la Tierra! Dirigid vuestros rostros hacia la unidad y dejad que el fulgor de su luz brille sobre vosotros. Reuníos y, por amor a Dios, decidíos a extirpar todo lo que sea fuente de discordia entre vosotros. […] No puede haber duda alguna de que los pueblos del mundo, de cualquier raza o religión, derivan su inspiración de una única Fuente celestial y son los súbditos de un solo Dios. La diferencia entre las ordenanzas a las que están sometidos debe ser atribuida a los requisitos y exigencias variables de la época en la que fueron reveladas. Todas ellas, excepto unas pocas que son producto de la perversidad humana, fueron ordenadas por Dios y son el reflejo de Su Voluntad y Propósito. Levantaos y, armados con el poder de la fe, despedazad los dioses de vuestras vanas imaginaciones, los sembradores de disensión entre vosotros. […]

 

 

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Ética, Bahá'í, Educación, Moral y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Necesitamos una moral más amplia.

  1. Rigoberto dijo:

    El sabio adagio: Sin Dios nada, con Dios todo. Una moral basada en la premisa de todos somos hechos a imagen y semejanza de su Espiritu. Nos une el deseo de amarnos, los unos a los otros. Todos los prejuicios cesan de existir y se erradica la ignorancia del Ego.

  2. Rigoberto dijo:

    Aqui se aplica, El sabio adagio: Sin Dios nada, y con Dios todo. Una moral basada en la premisa de que todos somos hechos a imagen y semejanza de su Espiritu, entonces, nos une por ley natural de Dios, el deseo de amarnos, los unos a los otros. Por ende, todos los prejuicios cesan de existir y se erradica la ignorancia del Ego.

  3. davidsoto013 dijo:

    Estimado amigo Cesar; Gracias por tu bonito y oportuno escrito,gracias a Dios tenemos la BRÜJULA. Un saludo David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s