¿Creen los Bahá’ís que Cristo es el Hijo de Dios?

ChristianFish

Los Baha’is creen que Jesús es el Hijo de Dios porque así lo dice la Biblia, y porque uno de los cimientos de la cristiandad es que “Cristo es el Hijo del Dios Viviente”. En referencia a la confesión de fe de Pedro, ‘Abdu’l-Bahá, el hijo de Bahá’u’lláh, escribió:

“‘Y sobre esta roca edificaré mi iglesia’ significa que tu creencia en Cristo como el Hijo del Dios viviente será el cimiento de la Religión de Dios, y sobre esa creencia habrán de establecerse los cimientos de la iglesia de Dios, la cual es la Ley de Dios”. (‘Abdu’l-Bahá: “Contestación a unas preguntas”, p. 168)

Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe Bahá’í, pide a los Bahá’ís aseverar sin temor el rango de Hijo y el carácter divino del Cristo Jesús:

“En cuanto a la posición de la Cristiandad, que se afirme sin vacilación ni inequívocos que se reconoce incondicionalmente su origen divino, que se asevera sin temor el rango de Hijo y el carácter divino del Cristo Jesús, que se reconoce plenamente la inspiración divina del Evangelio” (Shoghi Effendi: “El día prometido ha llegado”, p. 112).

Bahá’u’lláh, el fundador de la Fe Bahá’í, no ha abolido las enseñanzas de Cristo. Él les dio un nuevo impulso y las renovó; las explicó e interpretó; las amplió y cumplió.

La Biblia explica que Jesús es “Hijo de Dios”:

Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos diciendo: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?” Ellos dijeron: “Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas.” Él les dijo: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” Respondiendo Simón Pedro, dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”. Entonces le respondió Jesús: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”. (S. Mateo 16:13-17) Cuando Jesús prosiguió “sobre esta roca construiré mi iglesia”, está explicando que es la creencia en que Jesús es “Hijo de Dios”, la que constituirá el cimiento (o el lecho de roca) sobre el cual se construirá la Iglesia de Dios, que es la Ley de Dios.

Tomado del Blog: Renovación de la cristiandad.

 

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Cristianismo, Dios, Religión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s