El regreso de Cristo

El_arco_iris

Se trata del regreso de las cualidades de Jesús, no su cuerpo.

Hoy día hay tantos individuos que reclaman ser el regreso de Cristo o que tienen una conexión directa con Dios, que el “regreso de Cristo” o del “Espíritu Santo” se ha convertido en un chiste malo y es motivo hasta de burla en ciertos círculos. Los medios de comunicación, en busca de noticias, les dan importancia a esas figuras. Aquí en Puerto Rico tenemos varios. Algunos han alcanzado notoriedad hasta en otros países del continente americano. Eso confunde a las gentes y si viene uno que verdaderamente tiene un mensaje que dar la gente no lo reconoce.

En los tiempos de Jesús, hace dos mil años la situación era parecida. Esa es una razón por la que muchos judíos no reconocieron a Jesús; tantos reclamaban ser el Mesías que creó confusión y desprestigio. Hubo y hay otra razón para no investigar: los líderes religiosos en todo tiempo gozan del respeto y los privilegios de la sociedad. Tienen control del pueblo y no desean que haya cambio alguno. Consciente o inconscientemente, ni ellos ni la masa del pueblo investigan el nuevo mensaje.

Si no, haga usted la prueba. Vaya a donde un líder religioso cualquiera y pregúntele si es posible que un nuevo mensajero de Dios haya venido. Lo más probable es que se agite por la pregunta y considere que usted está en muy mal camino. Después le dirá que eso es imposible porque cuando Jesucristo regrese todo ojo lo verá y todos los muertos resucitarán de sus tumbas, que las estrellas caerán del cielo y que el sol dejará de alumbrar y eso no ha ocurrido. Si usted sugiere que esas profecías podrían tomarse simbólica y no literalmente, entonces se agitará aún más y dirá algo así como: yo soy el ministro, o el sacerdote, soy el que ha estudiado y tú no sabes nada. No se da cuenta que lo más importante es la pureza de corazón. Los estudios ayudan pero también pueden desviar.

La interpretación simbólica de la venida de Jesús hace dos mil años:

El regreso de las cualidades de Elías, no su cuerpo.

Elías fue un profeta importante para el pueblo judío, según aparece en 1ª y 2ª de Reyes, porque dirigió al pueblo hacia el Dios único y verdadero. Elías vivió 900 años AC y según el relato bíblico subió al cielo en un carro de fuego. Los judíos esperaban que antes de la llegada del Mesías, Elías debía descender del cielo.

Cuando los judíos atraídos por el mensaje de Jesús le cuestionaron acerca de esa profecía, Él dijo que Juan, su primo, el que le bautizó en las aguas del Jordán, era el regreso de Elías. (Mateo 11:7-15) ¿Cuántos aceptaron esa interpretación simbólica y cuántos no? ¿Cuántos esperaban que Elías descendiera del cielo literalmente? ¿Cuántos rabinos dijeron que Jesús era un falso profeta y así desviaron a sus feligreses de la Verdad? No sabemos las respuestas a esas preguntas, pero sí podemos deducir que fueron muchos los que no la aceptaron.

El apóstol Pablo nos invita a investigar cuando nos dice en 1 de Tesalonicenses 5:21 “Examinadlo todo; retened lo bueno”. Es en ese espíritu que le invito a investigar la Fe Bahá’í, su dramática historia desde 1844, sus enseñanzas apropiadas para hoy día, su asombrosos cumplimiento de profecías, y lo que ha logrado en poco más de 150 años de establecida.

Esta es la eterna fe de Dios, eterna en el pasado, eterna en el futuro”. Su historia es muy similar a los comienzos de las religiones universales que han fundado culturas como la budista, la judía, la cristiana o la musulmana. Hay una sola Fe universal fundada por el único Dios. Hay un solo mensaje divino que se adapta a la época y el lugar, como diferentes capítulos de un mismo libro.

Entre los varios comentarios acerca de la Fe Bahá’í me gusta el de la Reina María de Rumanía quien en una manera dulce resume estas enseñanzas:

“Las enseñanzas bahá’ís son como un amplio abrazo, que reúne a todos  aquellos que han buscado durante mucho tiempo palabras de esperanza. Acepta a todos los grandes Profetas del pasado, no destruye ningún otro credo y deja todas las puertas abiertas. Las enseñanzas bahá’ís traen paz al alma y esperanza al corazón.”

“Entristecida por la lucha continua entre los creyentes de los muchos credos y cansada de la intolerancia de unos hacia otros, descubrí en la Enseñanzas  Bahá’ís el verdadero espíritu de Cristo, tan a menudo negado y mal comprendido. La unidad en vez de luchas, la esperanza en vez dla condenación, el amor en vez del odio, y una gran confianza en todos los hombres.”

 

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Profecías, Regreso de Cristo, Religión y Sociedad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El regreso de Cristo

  1. Vafa Massarrat dijo:

    Es un sincero, muy reducido y preciso artículo. Ojalá lo publique también en Face Book.

    • César dijo:

      Muchas gracias por el comentario Vafa.Espero que usted tambiémn lo ponga en FB.
      Cuando investigaba la Fe Bahá’í.y la comenté con un ministro, él tuvo la reacción que describo en el blog. Me trató mal sin saber nada de la Fe.
      Por suerte, no le hice caso,.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s