Cuba, un país sin nidos.

nidos

Lo normal, cuando una pareja decide casarse  y establecer un hogar, es el conseguir primero una casita, aunque sea de una sola habitación y con la ilusión del futuro, poco a poco, amueblarla. ¿Qué te parece esta cama, cariño? ¿Y qué tal esta sobrecama, y este sillón?, ¿qué quieres que te cocine, mi amor?

Inclusive los pájaros, tienen un nido donde establecerse y formar familia. Cualquiera que haya visto unas reinitas formando su nido, es un espectáculo inolvidable. Y hay otros pájaros que hacen nidos mejores y más elaborados.

Ese es el comienzo de una nueva generación, de una nueva familia.

¿Qué pasa en Cuba?

Duele contarla pero es la realidad. Desde hace más de cincuenta años, cuando una pareja decide casarse, por lo general no tienen un hogar propio, no hay casas para alquilar ni comprar. Si uno de los enamorados tiene la suerte de que los padres tengan un rinconcito… y acepten darles abrigo, ahora hace falta los muebles y todo para habilitar la casa. Y ya está todo arreglado. ¿O no?

¿Por qué no? Porque esa invitación puede ser el inicio de un pequeño infierno. Si hay dificultades con los suegros o si hay más hermanos o hermanas que ante semejante condición viven en la misma casa, el encuentro de pronto entre suegros, cuñados, nueras y yernos puede ser traumático, como sucede muy a menudo. Otra consideración: los hijos los crían los miembros de esa casa no siempre con buenos ejemplos. Si te toca un suegro borrachín o un cuñado peleón, tienes que aceptarlo. Muchos con cuarenta años de matrimonio no han tenido casa nunca, no pudieron formar el nido.

Muchos en esas condiciones, no quieren tener hijos. Los hay que para poder tener relaciones sexuales privadas deben irse a otro lugar o aceptar la promiscuidad. Otros, poco a poco se alejan y el lazo se rompe.

A veces las relaciones se establecen no por amor sino por la casa que tenga su pareja.

Mi amigo Pepe el ornitólogo, se ha sorprendido de lo frágiles que son los matrimonios que ha visto en Cuba. Con tristeza te digo Pepe, que es posible se deba a no contar con un nido desde temprano. ¿Qué puedes decir tú que conoces de pájaros? Yo no soy sicólogo, ni sociólogo pero me parece que esa situación influye en la estabilidad matrimonial. ¿Qué creen ustedes?

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Puerto Rico, Sociedad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s