Cuidado con los dulces

dulce

Es necesario un repasito de  química para aclarar conceptos que aparecen en las etiquetas de alimentos. Ahí vamos, no se asuste:

Los azúcares naturales se llaman hidratos de carbono, o carbohidratos, porque su fórmula química parece que tuviera una molécula de agua (H2O) pegada a cada átomo de carbono (C). Por ejemplo la glucosa, el azúcar más importante en el organismo, tiene fórmula C6H12O6  una molécula de agua por cada  uno de los seis carbonos: C6(H2O)6. La glucosa, la fructosa, la galactosa, son ejemplos de monosacáridos, los azúcares más sencillos.

La sacarosa es el azúcar de mesa que se obtiene de la remolacha o de la caña de azúcar. Es un disacárido puesto que está formada de dos azúcares sencillos, la glucosa y la fructosa. Durante la digestión se separan la glucosa y la fructosa y engordamos. Dato interesante: la fructosa sola es 1.8 veces más dulce que la sacarosa.

La lactosa, el azúcar de la leche, otro disacárido, está formado de galactosa y glucosa. Si la leche le cae mal es porque usted carece de lactasa, la enzima que rompe la lactosa en sus componentes. Si no tiene ese problema, la galactosa y la glucosa se separan y engordamos.

El almidón es un polisacárido, una cadena larguísima formada de glucosas pegadas unas a otras. Durante la digestión, tenemos las enzimas que separan las glucosas y por ello engordamos.

La celulosa, la fibra vegetal que tanto necesitamos, también son cadenas de glucosas pero están pegadas unas a otros de manera diferente que en el almidón y nosotros no tenemos la enzima para separarlas, por tanto la celulosa no nos engorda.

Miel de abejas: El endulzante más antiguo es la miel de abejas. Hay una pintura rupestre en España que muestra personas trepando por cuerdas para alcanzar panales que data de 6,000 años AC. Es interesante que la miel de abejas tiene una composición química muy similar a la del sirope de maíz. Ambas son una mezcla de glucosa y fructosa (también llamadas dextrosa y levulosa) con pocas cantidades de sacarosa.

Sirope de maíz: Las nuevas tecnologías permiten convertir el almidón, que es muy barato, en una mezcla de glucosa y fructosa. Eso ha causado el abuso de dulce sobre todo en los refrescos. Hay estudios que muestran que su consumo puede ser dañino. Este sirope, sobretodo por lo barato, es la causa principal de obesidad y el aumento de diabetes y otras enfermedades en muchos países.

Edulcorantes o endulzantes artificiales. Son compuestos químicos que no fueron sintetizados pensando en su dulzor. Se prepararon con otros fines y dio la casualidad que resultaron muy dulces. Las compañías donde se prepararon los comercializaron rápidamente. Entre ellos están la sacarina, el aspartame y la sucralosa. Sus fórmulas químicas son muy variadas y no tienen parecido alguno a los hidratos de carbono.

En general han sido muy estudiados y no causan daño a la salud; las cantidades que se utilizan son muy pequeñas ya que son cientos de veces más dulces que la sacarosa. Si usted es diabético y necesita endulzar es mejor usarlos. Sin embargo, lo mejor es evitarlos. Son compuestos químicos bastante raros, muy alejados a los carbohidratos. El más natural de ellos es el aspartame que está formado de dos aminoácidos. Poco a poco, acostúmbrese a usar menos cantidad de azúcar y verá que puede lograrlo. Una cucharadita de azúcar tiene muy pocas calorías.

Aviso: Muchos alimentos, como bizcochos y todo tipo de dulces se venden anunciando que contienen por ejemplo sucralosa en lugar de azúcar. Muchos compran ese dulce pensando que no engordan. FIJESE, que los dulces los hacen con harina de trigo que contiene almidón y el almidón engorda mucho.

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Azúcar, Ciencia, Edulcorantes, Salud, Sociedad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuidado con los dulces

  1. Juan J Cruz dijo:

    No crees que el deseo tan fuerte que el ser humano tiene hacia los azucares es uno que nos ayuda a sobrevivir? Me parece a mi que como los azucares son tan esenciales para sobrevivir nuestro codigo genetico nos programa esa atraccion hacia los azucares. La industralizacion quimica hace posible la venta barata de esos productos ricos en azucares. Nuestro codigo genetico nos obliga a buscarlos. Y la falta de control junto con la falta de ejercicio nos lleva poco a poco a una situacion medicamente peligrosa.

  2. César dijo:

    Saludos Juan.
    Tienes razón, la fuente primaria de energía (en nosotros) es el azúcar especialmente la glucosa. Si no la encontramos tendremos dificultades. Intuitivamente buscamos lo dulce. El problema, como tu dices es que ahora nos la proveen fácilmente, no tenemos que luchar a buscarla. Si no nos limitamos nosotros mismos, si no usamos la cabeza, engordamos hasta enfermarnos.
    Gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s