Hay un solo Dios, una sola religión y una sola familia humana.

Ringstone2Uno de los símbolos que aparecen en las sortijas o anillos bahá’ís representa muy bien lo fundamental en las religiones.

La línea de arriba representa el mundo de Dios, que por lo elevado es difícil comprenderlo. Por ejemplo cuando hablamos de la justicia o el amor divino, estamos haciendo referencia a la justicia o al amor humano que es lo que conocemos. Cuando nos preguntamos muchas veces ¿por qué esto? o ¿por qué lo otro? lamentándonos de cosas que nos pasan, es porque no entendemos ese amor o esa justicia divina.

La línea del medio representa el mundo de los Mensajeros que aparecen de tiempo en tiempo, según la época y el lugar para educar a las gentes. Entre ellos: Abraham, Moisés, Buda, Jesús. Mohammed, el Báb, y Bahá’u’lláh.

La última línea representa la humanidad.

La línea vertical, la que une las tres horizontales es el llamado Verbo, el Espíritu Santo, el que transmite el mensaje divino a nosotros a través de los Mensajeros. Es a través de ese Espíritu que la humanidad reconoce a Dios y evoluciona en su entendimiento espiritual. Es ese Espíritu que se menciona en Juan 1:1, “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”

Según los escritos bahá’ís hay un solo Dios, un solo Verbo o Espíritu Santo que aparece de tiempo en tiempo y una sola familia humana. El mensaje de una puede aparecer más avanzado que otra porque la sociedad en la que apareció estaba más desarrollada. Cada mensaje se adapta a las necesidades de tiempo y lugar.

Para bajar el libro “Divina Sinfonía” que trata sobre las religiones más conocidas. apriete aquí. 

Con profundidad poética, Bahá’u’lláh nos explica:

Es evidente para todo corazón perspicaz e iluminado que Dios, la Esencia incognoscible, el Ser divino, es inmensamente exaltado por encima de todo atributo humano, tal como existencia corpórea, ascenso y descenso, salida y retorno. Lejos está de su gloria el que lengua humana pueda apropiadamente referir su alabanza, o que corazón humano pueda comprender su misterio insondable. Él está y ha estado siempre velado en la antigua eternidad de su Esencia, y permanecerá en su realidad eternamente oculto a la vista de los hombres. “Ningún ojo le abarca, pero Él abarca a todos los ojos; Él es el Inescrutable, el Perspicaz…”

Estando así cerrada la puerta del conocimiento del Antiguo de los Días (Dios) a la faz de todos los seres, la Fuente de gracia infinita ha hecho que, conforme a su dicho: “Su gracia supera a todo; mi gracia lo ha abarcado todo”, aparezcan del reino del espíritu aquellas luminosas Joyas de Santidad, (los Mensajeros) en la noble forma del templo humano, y sean reveladas a todos los hombres, a fin de que comuniquen al mundo los misterios del Ser inmutable y hablen de las sutilezas de su Esencia imperecedera.

Estos Espejos santificados, estas Auroras de antigua gloria son todos y cada uno los Exponentes en la tierra de Aquel quien es el Astro central del universo, su Esencia y Propósito último. De Él procede su conocimiento y poder; de Él proviene su soberanía. La belleza de su semblante es solamente un reflejo de su imagen; su revelación; un signo de su gloria inmortal. Ellos son los Tesoros del conocimiento divino y los Depósitos de sabiduría celestial. A través de ellos se transmite una gracia que es infinita, y por ellos se revela la luz que jamás palidece…. Estos Tabernáculos de santidad y Espejos primordiales que reflejan la luz de gloria inmarcesible, no son sino expresiones de Aquel quien es el Invisible de los Invisibles. Por la revelación de estas joyas de virtud divina se ponen de manifiesto todos los nombres y atributos de Dios, tales como conocimiento y poder, soberanía y dominio, misericordia y sabiduría, gloria, munificencia y gracia.

Estos atributos de Dios no son ni jamás han sido concedidos especialmente a ciertos profetas y negados a otros. Al contrario, todos los profetas de Dios, sus favorecidos, santos y escogidos mensajeros son sin excepción los portadores de sus nombres y la personificación de sus atributos. Sólo difieren en la intensidad de su revelación y la relativa potencia de su luz. Así Él ha revelado: “Hemos hecho que algunos de los apóstoles aventajen a los otros”.

Por tanto, ha quedado claro y manifiesto que dentro de los tabernáculos de estos profetas y elegidos de Dios, se ha reflejado la luz de sus nombres infinitos y exaltados atributos, aunque la luz de algunos de esos atributos aparentemente se revele o no a los ojos de los hombres en esos luminosos Templos. Que determinado atributo de Dios no haya sido exteriormente manifestado por esas Esencias del Desprendimiento, no implica de manera alguna que no lo hayan poseído realmente aquellos que son las Auroras de los atributos de Dios y los Tesoros de sus santos nombres. Por tanto, estas Almas iluminadas y bellos Semblantes han sido dotados cada uno con todos los atributos de Dios, tales como soberanía, dominio y otros, aunque en apariencia estén despojados de toda majestad terrenal….

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Cristianismo, Fe Bahá'í, Principios bahá'is, Religión, Religión y Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s