Pregones

En Puerto Rico también hubo muchos pregoneros. Ahora hay menos. En Cabo Rojo hay uno muy simpático que vende “donas” y saluda a todos los que pasan.

Habana por dentro

Dicen que desde el siglo XIX -incluso mucho antes-, se oían los pregones en la Plaza Vieja. Esos pregones de los vendedores ambulantes maní, calientico el maní con quellegaba el viejo de la lata y dentro de esta, se adivinaba el carbón encendido. También pasaba el florero las flores, flores blancas y en colores porque de seguro las mujeres saldrían -las esclavas, tiempo después las sirvientas y luego las amas de casa-, a comprar flores para alegrar la sala, para adornar la vida, para recordar a los muertos y ofrecer a los santos. También hubo un billetero, un tamalero, carbonero, botellero, afilador de cuchillos, que aunque yo no los vi me dijeron que la ciudad, al desbocarse más allá de la muralla, fue llevándose consigo estos pregones y sus respectivos pregoneros. Después La Habana se los tragó a todos un buen día, justo en los umbrales de aquel…

Ver la entrada original 191 palabras más

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Pregones

  1. kire dijo:

    a Cesar,
    soy cubana y el tema sobre la condroitina y la controversia con los lectores la encuentro interesante.me gustaria poder tener con usted una comunicacion por correo electronico.yo tengo un tio en Cuba que es doctor en fisiologia y le recomendo el medicamento a mi mama,pero ahora no hay en las farmacias y tampoco tenemos 60 $ para comprarlo en el mercado capitalista. Podria usted intercambiar experiencias con ´el tio doctor.
    saludos de una cubana

    • César dijo:

      Seguro que sí, con mucho gusto

    • César dijo:

      No estoy seguro si le llegó mi rspuesta ya que desapereció de pronto lo que estaba escribiendo.
      Tomando una buena sopa con hueso que contenga cartílago es lo mismo que tomar las pastillas y es más barato. NO hay que comprar esas pastillas.
      Si lo desea mi e-mail es creyeszamora@gmailcom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s