El temor de Dios y Dostoievski

Dostoevsky

Dostoevsky

Me pregunto si hay personas que todavía leen los autores clásicos rusos como Tolstoi o Dostoievski. Pienso que la gente joven, acostumbrada a twitter y a los otros medios sociales, ya no leen novelas largas y menos las rusas de mediados del siglo 19.

Pero ¡qué novelas para hacerte pensar!

En los hermanos Karamazov de Dostoievski uno de los hermanos dice “Si Dios no existe, todo está permitido”. Si esto es así y no se cree que hay una vida después de la muerte, con una justicia divina que va más alla de esta existencia física, no habría necesidad de “portarnos bien”.

Sé que los amigos agnósticos, ateos, o humanistas no admiten que se necesita de la creencia en Dios para actuar correctamente, pero ¿no creen que ayudaría? ¿no creen como Voltaire que si no existiera Dios sería bueno inventárselo?

En Crimen y Castigo, el joven Raskolnikov justifica el matar a una vieja usurera puesto que a nadie servía. El joven se consideraba con el poder y la libertad de semejante crimen para ayudar a otros y al final, ayudado por el amor de Sonia, admite que la libertad humana tiene que someterse a la justicia divina.

Hoy día hay muchos Raskolnikovs en las esferas de gobierno, de la banca, en el comercio, que piensan que están por encima de los de a pie, permitiéndose todo tipo de corrupción, creyéndose que pueden actuar más allá de los límites impuestos por la sociedad. Carecen de moral al olvidarse de una Justicia Universal; de Dios.

El reconocer a Dios, como lo enseñan las religiones universales es una base sobre la cual debe fundarse una civilización. Cuando un doctor de la ley le pregunta a Jesús sobre cuál es el principal mandamiento Su respuesta es: “Amarás a tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y primer mandamiento”. (Mateo 22, 36-38).

Bahá’u’lláh nos dice ahora:

“Aquellos que poseen riqueza y están investidos con autoridad y poder tienen que mostrar la más profunda consideración por la religión. En verdad, la religión es una luz radiante y una fortaleza inexpugnable para la protección y el bienestar de los pueblos del mundo, pues el temor de Dios impulsa al hombre a aferrarse firmemente a lo que es bueno y a evitar toda maldad. Si se oscurece la lámpara de la religión sobrevendrá el caos y la confusión y las luces de la imparcialidad y la justicia, de la tranquilidad y la paz cesarán de brillar. De ello dará testimonio todo hombre de entendimiento verdadero”.

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Razón, Religión y Sociedad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El temor de Dios y Dostoievski

  1. Josep Johns dijo:

    Cesar me encanto’ tu publicacion del temor a Dios-fue una traduccion pero la verdad sobre la ensenanza de Bahau’llah es muy buena -tu amiga jossie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s