El Regreso de Cristo

El regreso tiene que ser el de Sus cualidades y no Su cuerpo.

La mayoría de las iglesias cristianas esperan el regreso del cuerpo de Cristo descendiendo del cielo sentado en una nube.  Deténgase. Olvídese por un momento de lo que dice el ministro o el cura de su pueblo. Piense por usted mismo: ¿Es esto posible?

Esas mismas iglesias dicen que el cuerpo de Jesús ascendió a los cielos. ¿Es esto lógico? ¿Posible? Hace dos mil años la gente no tenía el conocimiento científico que tenemos hoy. Para ellos el cielo y el infierno eran lugares físicos con angelitos en uno y pailas de aceite hirviendo en otro. En Marcos 9:4 se dice que se vio a Elías y Moisés hablando con Jesús. La interpretación simbólica es bellísima. Si se interpreta literalmente es imposible.

¿Va usted a seguir creyendo de esa forma? Creerlo hace dos mil años es aceptable ¿Pero hoy?

Para mantener sus congregaciones las iglesias dicen que tiene que creer todo eso por fe, que no razonen.  ¿No será eso superstición?

Jesús mismo nos dio un ejemplo de lo que se entiende por “descender del cielo” y por “regreso” en el caso de el profeta Elías.

Elías fue el antiguo profeta que según el antiguo testamento había derrotado a los idólatras y había establecido la creencia en un único Dios. Según la Biblia Elías subió al cielo en un carro de fuego 900 años antes de la venida de Jesús. El regreso de Elías era una condición para la llegada del Mesías.

Cuando le preguntaron por Elías ya que ellos no lo vieron descender del cielo en el carro,  Jesús dijo que Juan, su primo era Elías y con esa aseveración puso a pensar a los judíos de esa época. ¿Cuántos negaron a Jesús? ¿Cuántos lo aceptaron? ¿Cuántos de los primeros cristianos titubearon cuando Jesús se expresó así?  No sabemos.

La historia se repitió en 1844. El Báb es el regreso de Jesús de la misma manera que Juan fue el regreso de Elías.

Ningún otro Profeta ha venido con más pruebas de Su veracidad que el Báb.

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Ciencia y Religión, Fe Bahá'í, Profecías, Razón y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s