Mi fe no depende de la de otro.

Por consiguiente, cada ser humano ha sido, y continuará siendo, capaz de apreciar por sí mismo la Belleza de Dios, el Glorificado. ¿Si no hubiera sido dotado de dicha capacidad, cómo podría haber sido llamado a responder de su falta? Si en el Día en que todos los pueblos de la tierra sean congregados ante la presencia de Dios se preguntare a alguna persona: “¿Por qué no has creído en mi belleza y te has apartado de mí?” y si tal persona respondiere diciendo: “Ya que todos los hombres han errado y no se ha encontrado a nadie dispuesto a volver su rostro hacia la Verdad, yo también, siguiendo su ejemplo, gravemente he dejado de reconocer la Belleza del Eterno”, tal defensa será seguramente rechazada. Por cuanto la fe de ningún hombre puede depender de otro que no sea él mismo.

               (Baha’u’llah, Pasajes de los Escritos de Baha’u’llah)

Hace poco, en el departamento de química de la universidad en la que trabajé, un colega profesor declaró que el era católico y PNP (uno de los partidos políticos), porque era una tradición familiar y él no iba a romperla.

Hay muchas razones por las que una persona decide seguir un cierto camino. Esa es su decisión y es muy respetable. Cada uno es dueño de su propio destino. Pero…

Apreciar la belleza de Dios, ver la belleza en la creación, ver la belleza en uno mismo; darle un significado espiritual a la vida es una decisión que debe ser muy personal y no por tradición o por decisión de otro, ¿no le parece?

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Bahá'í, Misticismo, reflexión, Religión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi fe no depende de la de otro.

  1. Marìa D. Rivera dijo:

    Historicamente hablando, esa fue la razòn por la que los judìos no aceptaron a Jesùs, pues habìan aprendido de otros que Jesùs vendrìa como un rey, con riquezas, armaduras, para salvarlos y nunca le reconocieron en Aquel, nacido en un pesebre, en la pobreza, que no traìa armas de guerra para defenderse, que era el ENVIADO DE DIOS. En el Siglo 21, todavìa existe ignorancia y la gente se resiste a investigar la verdad por ellos mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s