Existencia de otros mundos…físicos que se ven.

Hace dos mil años, en tiempos de Jesús, el conocimiento humano era muy limitado. La tierra se consideraba el centro del universo y el sol giraba alrededor de la tierra. Lo que llamaban universo era muy pequeño.

Poco a poco se fue ampliando el conocimiento.  Era el sol lo que estaba en el centro y la tierra y los planetas giraban alrededor de él. Más tarde, nos dimos cuenta de que habitamos en una galaxia. Una galaxia no es más que un conjunto de millones de estrellas como nuestro sol.

La galaxia en la que estamos es la que los griegos llamaron la vía láctea, la vía de la leche, ya que cuando nos asomamos al cielo por la noche la vemos como un tenue camino blanco que recorre el cielo de un lado a otro. Esa blancura son los millones de soles a lo lejos.

Nuestro sol no está en el centro de la galaxia sino en un lado, y la tierra, que la creíamos tan importante ya no lo es porque se han encontrado muchísimos planetas girando alrededor de otros soles.

Y hay más. Nuestra importante vía Láctea ha dejado de serlo. Hay millones y millones de galaxias. La nuestra es simplemente una de tantas. Algunos de los puntitos que parecen estrellas en el cielo son en realidad galaxias.

Hace poco tiempo no había evidencia de planetas girando alrededor de soles en otras galaxias. La situación ha cambiado. Hay un telescopio Kepler dedicado a buscar planetas girando alrededor de estrellas en el espacio y se han encontrado muchísimos. Hay ocho de ellos muy parecidos a la tierra.

Impacto en la religión:

Hace dos mil años era lógico pensar que cualquier cosa que ocurriera en la tierra era importantísima ya que éramos el centro del universo. Era lógico pensar que el Creador del universo se ocupara especialmente de nosotros porque estábamos en el centro de su creación. Una razón por lo que cada religión se considera importantísima y única.

En las diferentes religiones, incluyendo la cristiana, las teologías se formaron con pensamientos de hace dos mil años o más y en realidad han tenido muy poco cambio. Es una de las razones por el aumento del ateísmo y la falta de creencia. Es muy difícil, sino imposible, creer lo que nos dicen los teólogos religiosos, con algunas excepciones. No hay quien pueda aceptar sus tontas explicaciones.

Todo evoluciona incluyendo la religión.

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Ciencia y Religión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Existencia de otros mundos…físicos que se ven.

  1. Roberto Gonzalez Ortiz dijo:

    Las relaciones del Hombre con el Universo, pensamos que están basadas en la nterdependencia. El Hombre, siendo un hijo de la Tierra y la Tierra un hijo del Universo, el Hombre es, en consecuencia, un hijo del Universo. Es así como los átomos que componen el cuerpo humano provienen de la Naturaleza y se encuentran en los confines del Cosmos, lo cual hace que los astrofísicos digan que “el Hombre es un hijo de las estrellas”. Pero si el Hombre le debe al Universo, el Universo también le debe mucho al Hombre: no su existencia, ciertamente, pero su razón de existir. En efecto, ¿qué sería del Universo si los ojos del Hombre no pudieran contemplarlo, si su conciencia no pudiera abrazarlo, si su alma no pudiera reflexionar en él?
    En realidad, el Universo y el. Hombre necesitan uno del otro para conocerse e incluso reconocerse, lo cual nos hace venir á la memoria el célebre adagio: “Conócete a ti mismo, y conocerás al Universo y a los Dioses.”
    Sin embargo, no hay que deducir por ello que nuestra concepción de la Creación es antropocéntrica. En efecto, no hacemos del Hombre el centro del Plan divino. Decimos más bien que hacemos de la Humanidad el centro de nuestras preocupaciones. Según nosotros, su presencia en la Tierra no es el fruto de la casualidad o de un cúmulo de circunstancias.
    Es la consecuencia de una Intención que tiene su origen en esa Inteligencia Universal que llaman comúnmente “Dios”. Ahora bien, si Dios, por Su Trascendencia, es incomprensible e ininteligible, no podemos decir lo mismo de las leyes por las cuales Él se manifiesta en la Creación. Como ya lo mencionamos, el Hombre tiene el poder, si no es que el deber, de estudiar esas leyes y de aplicarlas para su bienestar material y espiritual. Además, pensamos que es en este estudio y aplicación donde residen, no solamente su razón de ser, sino también su felicidad.
    Las relaciones del Hombre con el Universo plantean igualmente la cuestión de saber si la vida existe en otra parte además de la Tierra. Estamos convencidos de ello. Debido a que el Universo cuenta con aproximadamente cien mil millones de galaxias y cada galaxia aproximadamente con cien mil millones de estrellas, existen probablemente millones de sistemas solares comparables al nuestro. En consecuencia,pensar que sólo nuestro planeta está habitado nos parece muy limitativo y constituye una forma de egocentrismo.
    Entre las formas de vida que pueblan otros mundos, algunas son probablemente más evolucionadas que las que existen en la Tierra; otras, menos. Pero todas forman parte del mismo Plan divino y participan en la Evolución cósmica. En cuanto a saber si los extraterrestres son susceptibles de contactar nuestra Humanidad, lo creemos posible, pero no es el objeto de alguna expectativa. Tenemos otras prioridades. Por lo anterior, el día en el que se produzca ese contacto, ya que se producirá, constituirá un acontecimiento sin precedentes. En efecto, la Historia del Hombre se fundirá entonces con la de la Vida Universal…

    Extracto del MANIFESTO Positio Fraternitatis Rosae Crucis

    • César dijo:

      Estoy muy de acuerdo con lo que has escrito, Roberto.

      Dios es incomprensible. Se manifiesta en la creación. Nosotros podemos entenderlo un poquito al estudiar esa creación pero me parece que nunca podremos entender completamente las leyes universales. Las podemos entender cada vez más pero nunca llegar al fondo. Ahí está lo bello de la ciencia y del esfuerzo humano. Aún los que no reconocen a un Creador, reconocen que hay leyes universales que tenemos que descubrir.
      Gracias

  2. Interesante, quizá la religión deba seguir evolucionando y aceptar que el libre albedrío no existe 😉
    Ya te dejé el enlace para descargarte gratuitamente mi libro “como vivir feliz sin libre albedrío”: http://www.janbover.org
    Saludos,
    Jan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s