Racismo en Cuba

¿Quién dice que hay racismo en Cuba? ¡En Cuba no somos racistas!

En una de las últimas visitas al país tuve que coger un taxi para turistas. La chofer era una mujer negra joven y, con toda intención, le pregunté si ella había experimentado racismo en el país. Me dio un pequeño discurso sobre la desaparición del racismo en Cuba.

O estaba enajenada, o seguía el discurso gubernamental, o le hería tanto el asunto que no quería tocarlo. No sé.

Hacía años, cuando entré a la Universidad de La Habana, en el primer baile del año, saqué una muchacha a bailar y me dijo tranquilamente que no, que ella no bailaba con negros.

Trabajé durante tres años en la fábrica de Papel en Iznaga, en las Villas, cerca de Trinidad.  Comencé a trabajar allí cuando estaban montando la fábrica. Trabajé en el laboratorio como químico. Ya me había graduado de Químico Industrial de la Escuela de Artes y Oficios de la calle Belascoaín.

Un día el ingeniero que habían traído de Taiwán para montar la fábrica, me llamó a su oficina para informarme que no querían negros trabajando en el laboratorio. Le dije que no era mi intención quedarme trabajando allí ya que pensaba continuar estudios. Los dueños de la fábrica eran cubanos y españoles.

Le agradecí a Tsai la información. En ese laboratorio trabajaba también mi amigo Roberto Castellanos. Ninguno de los “negros” que trabajábamos allí nos sorprendimos con la noticia.  Había negros de diferentes tonos además de varios “blancos”.

En Cuba al referirse a una persona, se saca primero la mal llamada raza y después las cualidades del individuo.  Es común encontrarse expresiones como: “Juan es negro, pero es buena gente”. Hay muchas variaciones de esa expresión. Las hay más delicadas, pero son perceptibles sobre todos a las personas que como yo, desde niños, hemos sufrido ese racismo. Eso hace un daño enorme.

Decir que en Cuba, actualmente,  no hay racismo es una tremenda mentira. Es cierto que se ha avanzado. Ahora se ven más matrimonios de personas de colores o tonos más variados y extremos. Eso es muy bueno. Pero hace falta hacer mucho más. Hace falta más educación. Hace falta que se discuta las manifestaciones del racismo en el lenguaje y las actitudes.

Acabo de entrar a la página: http://www.diariodecuba.com/cuba/8440-la-hora-de-la-integracion-racial. Es un artículo que trata sobre una reunión que hubo en Cuba recientemente. El artículo es interesante pero más interesante son los comentarios. Hay muchos que dicen que en Cuba no había prejuicio racial antes de la revolución. Creo que lo dicen sinceramente. Ellos son “blancos”y nunca han experimentado ese prejuicio.

Por eso es que hace tanta falta que se discuta el asunto abiertamente en lugar de taparlo. Hace falta educación.

En mis últimas visitas a la Isla he notado que hay prejuicio contra los policías que vienen de Oriente. En conversaciones se dice: “esos negros”.  Sería bueno atajar esas situaciones a tiempo. El racismo escondido, el que no se discute, es muy malo. Es una forma de violencia que puede manifestarse en otras formas.

Pero sobre todo hace falta cambiar los corazones y eso no se hace simplemente con discursos. Ahí es donde entra una campaña larga, que tendrá que ser por parte del gobierno, para que desde niños se instruya sobre lo que dice la ciencia sobre “las razas” y lo que dice el humanismo o las religiones que lo importante es lo que hay por dentro y no por fuera. Leyes para combatir el racismo son también necesarias.

¡Oh pueblos y razas contendientes de la Tierra! Dirigid vuestros rostros hacia la unidad y dejad que el fulgor de su luz brille sobre vosotros. Reuníos y, por amor a Dios, decidíos a extirpar todo lo que sea fuente de discordia entre vosotros. […] No puede haber duda alguna de que los pueblos del mundo, de cualquier raza o religión, derivan su inspiración de una única Fuente celestial y son los súbditos de un solo Dios.    

Bahá’u’lláh

Acerca de César

Profesor retirado de Bioquímica de la Universidad de Puerto Rico. Me encanta la ciencia, lo racional, junto con la parte llamada espiritual del ser humano. Encuentro en la Fe Bahá'í la paz y el entendimiento para la solución de muchos problemas personales y sociales. Me preocupa la situación social en general y especialmente la de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Ciencia y Religión, Educación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Racismo en Cuba

  1. Pingback: Eliminación de prejuicios. Principio 5 | comentarios personales

    • César dijo:

      Sí es así. Nací más prietito que el resto de los hermanos. El trato de algunos parientes sobre todo primas fue injusto. Ellas querían pasar por “blancas”. La gente hacía comentarios sin querer como chistes que dolían. Pasé un tiempo confundido. Siempre pienso en los niños y el prejuicio de muchos diferentes tipos.
      La discriminación, el prejuicio institucionalizado, todavía existe muchísimo en Cuba. La educación es la mejor arma pero el gobierno no hace lo suficiente porque quiere decir que no hay discriminación en Cuba.
      Estoy seguro que eso sucede también en América del Sur con los indígenas.
      El principio de unidad en diversidad que expone la Fe Bahá’í, según mi humilde creencia es el mejor antídoto ya que rompe con maneras de pensar antiguas, las de los odres viejos que decía Jesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s